Álvaro Mejía

Ben

Para Andrés Felipe

Los recuerdos se atan a canciones:

No hay pesos, un merengue, lo bailaba Andrés Felipe con una novia que tuvo.

Cuando yo quería ser grande, es una canción de Vicente Fernández que me gusta cantar. Es la historia de un hijo y su padre. Me trae recuerdos.

El ausente, de Pastor López, que por la época navideña se escucha bastante, obviamente trae recuerdos muy tristes por la ausencia de nuestro hijo.

Perdón, de Vicente y Alejandro Fernández, la cantábamos mi hijo y yo en el karaoke.

Loco paranoico, de Silvestre Dangónd, él la cantaba a menudo.

Las baladas viejitas de Camilo Sesto, Django, José José, Leonardo Favio, Manolo Galván, Nilton Cesar y otros cantantes de la época le gustaban mucho porque yo las colocaba en el equipo de sonido… Esas también me traen remembranzas con mi hijo.

Los hechos

El 5 de mayo de 2014, a las 3:45 am aproximadamente, en zona selvática del parque natural Chiribiquete (Guaviare), llegaron 20 helicópteros de las fuerzas militares para capturar al OMAVE (Objetivo militar de alto valor estratégico). En cada aeronave, venían aproximadamente 13 militares que descendieron de ellas por rapel en plena selva. Mi hijo llevaba la orden judicial para las posibles capturas, recolección de material probatorio, etcétera.

Cuando le tocó el turno de descender, algo extraño sucedió. Según lo que he investigado, él bajó intempestivamente, golpeándose con las ramas de los árboles y quedando inconsciente al instante. No pudo asegurar la soga en la silla.

El helicóptero, luego de un rato de estar ahí, se levantó con Andrés Felipe y arrancó la rama del árbol donde la soga estaba enredada. Según ellos, intentaron llevar a mi hijo a un lugar despejado, sin embargo, él cayó a la selva, perdiéndose su rastro.

Desde esa fecha no hemos tenido noticias.

Los sonidos

La apertura de una misa por la fortaleza que Dios les ha dado a Álvaro y a su familia en la búsqueda por Andrés Felipe…

La canción Mi muchacho de Diomedes Díaz, que para Álvaro refleja la relación de padre e hijo que él mantiene con Andrés Felipe…

El sonido de un taller de carros y el sonido de su música por todas las veces que Álvaro, trabajando, se encuentra con alguna canción que le hace pensar en su hijo…

El sonido de un carro andando por todos los viajes familiares en los que Andrés Felipe manejaba. Según Álvaro, su hijo maneja muy bien…

El tango Lagrimas de sangre de Alfredo de Angelis por los momentos en que Álvaro se sienta en soledad a escuchar música en la sala de su casa…

El intro de Los Simpson por todas las veces que Álvaro escuchó a su hijo reír viendo la serie…

La canción No hay pesos de la agrupación Los Cantantes por las veces en que Álvaro vio a Andrés Felipe bailar dicha pieza con su novia de aquel entonces…

El sonido de un karaoke por la ocasión en que Álvaro y Andrés Felipe cantaron a dueto la canción Perdón de Vicente y Alejandro Fernández…

Ben